Monthly Archives

abril 2016

Capturando Vida Saludable

¿Cuestión de cuestionarnos?

30 abril, 2016
ana

Probablemente, ésta es una de las entradas más difíciles que he escrito pues, siempre cuesta abrirse a los demás, abrir las heridas, mostrar las cicatrices (y lo sé, porque normalmente estoy al otro lado, escuchando sobre las heridas, o las cicatrices de las emociones, de la mente, de la vida….y se lo difícil que es), pero no lo digo desde el pesimismo, sino desde la positividad, como un símbolo de vida que a veces, representan esas cicatrices………… y aunque siempre he considerado que era un poco tímida, y un poco reservada, reservada en aspectos personales, si éstos, pueden ayudar a alguna persona a seguir, a levantarse, a cuestionarse lo que hasta hace poco pensaba, y creer, que tiene que levantarse cuantas veces se caiga, aunque la vida en ocasiones sea difícil, hayan decepciones, sufrimiento, errores, …sabiendo, siempre, siempre, que se puede mejora, aunque vuelvas a caer, pero hay que levantarse y seguir, con más valor, con más ganas, pues lo mejor está por venir…..lo mejor está por venir!!!, pues adelante.

Ese descubrimiento de empezar a ver que, lo mejor está por venir, me ocurrió el día, hace ya unos cuantos meses, cuando después de muchas pruebas, de mucha espera impaciente, de nervios, angustias, de pensar mucho en como me atacaban los miedos (mis hijas, mi familia, mi chico -que ya lleva mucho sufrido con éste tema, su padre, su hermana, ahora yo-..), de tener que serenarme cada vez que entraba a la consulta del especialista de turno y respirar y meditar, de pensar, no va a ser, no va a ser……….pues te informan que tienes un tumor en la tiroides o carcinoma papilar, un tumor “maligno” (que palabra más fea), y que, dentro de que no es de los más agresivos (eso, aunque no os lo creáis, consuela, aunque hayas oído tumor), pues te informan de los pasos a seguir, de las pruebas que hay que hacer, de los riesgos de todo (esa parte es entre horrorosa, y deprimente, por muy positiva que seas-y  siempre me he considerado así, pensando que iba a salir todo bien-, te cuentan -pues es su obligación, lo se- todo lo mal que puede salir…..y quieres echar a correr…salir de allí….escapar…..y no volver más). Asi que respiras, aprietas los puños, y preguntas…..por donde empezamos??.

Desde la medicina convencional empece con todos los tratamientos que recomendaba la endocrina, otorrino, etc, (y he de decir, que son unos especialistas muy humanos, muy cercanos, y muy buenos profesionales, esa es mi experiencia hasta hoy),  con una intervención de tiroidectomia total (me extirparon toda la glándula tiroidea) y posteriormente (y según los resultados de análisis patológico) radioterapia con yodo radioactivo u otros tratamientos…………pero eso es lo que, desde la medicina convencional, o tradicional me recomendaban hacer e hice, y estoy haciendo, pues todavía estoy en proceso…..aunque ya cada día, queda un día menos.

Perfoto-sobre-mi_1o, en mi inquietud, por ser parte activa de mi enfermedad, de mi proceso de curación, porque yo creo que las personas no nos podemos abandonar a los miedos, ni mental, ni físicamente, sino que hay que coger las riendas de ésto, y luchar, con uñas y dientes, hasta que queden uñas, y dientes, porque la vida es un préstamo…..y puede que algún día lo tengamos que devolver, pero yo no estaba, ni estoy dispuesta a devolverlo ya (y sé que mucha gente lo ha tenido que hacer, sin querer, por desgracia lo sé, pues esta enfermedad es muy cruel, pero por muy cruel que sea, hay que plantarle cara, y además no cualquier cara, tu mejor cara….la mejor que tengas por fuera y por dentro, tu cara de vencedor…y luego ya veremos).

Pues en esa lucha de mostrarle mi mejor cara a la enfermedad, empecé a leer y a “investigar” sobre los alimentos, estilos de vida, terapias alternativas,  a través de libros, artículos, estudios,  publicaciones de divulgación científica, nutricionistas, y especialistas en el tema de la alimentación y hábitos de vida saludables (en el apartado de referencias, tenéis bibliografía, e información sobre investigaciones científicas en la que éstos médicos se basan, médicos, muchos de ellos, que también han sufrido cáncer). Y ese es el CUANDO,  cuando averigué que debía cambiar muchos hábitos alimenticios, y también, hábitos de vida..para ayudar a mi organismo a recuperarse y posteriormente, a mantenerme sana, por dentro y por fuera (y por supuesto, trasladarlo a mi familia, y compartirlo con todos vosotros, porque para mí fue una sorpresa descubrirlo)…….y ese CUANDO me llevo al CÓMO…….¿CÓMO hacerlo?

Pues informándome, como decía Socrates “Solo hay un bien, el conocimiento. Solo hay un mal, la ignorancia”, así que leí, hable con profesionales, con personas que habían cambiado sus habitos de vida.., leí sobre que era, que factores influían, que factores favorecen su aparición, etc, etc…… y además de los factores genéticos, que todos conocemos; los factores medioambientales, que conocemos poco o casi nada;  la influencia de la radiación, que algo nos suena; los nitratos que se usan como fertilizantes, y que son el origen de algunos canceres;  las aminas aromáticas, que se relacionan con algunos canceres de vejiga, son sustancias que se encuentran en carnes y pescados a la brasa y alimentos sometidos a altas temperaturas, etc, etc. Pero lo que más me llamo la atención fue que todos coincidían (Dra. Christine Horner, Dra. Odile Fernández, Dr. David Servan-Schreiber, Dr. Mercola, etc……) en que ciertos alimentos o productos hay que dejar de consumirlos (o consumirlos con mucha moderación) para prevenir el cáncer, no consumirlos (en el caso de enfermos de cáncer) para ayudar, junto con los tratamientos convencionales, a nuestro organismo a vencerlo, e ir reduciendo su consumo para mantener una dieta saludable. Y todos nos hablan de;

  1. El azúcar
  • El azúcar, el cáncer se alimenta de azúcar, las células cancerosas requieren de combustible para crecer. Otto Warburg (premio Nobel) hace cerca de 70 años descubrió que el combustible que necesitan estas células para alimentarse es azúcar (hace 70 años!!). Es un concepto científicamente probado.  Pero no solo basta con eliminar los azucares de la dieta, ya que la hiperglucemia o elevación de azúcar en sangre no sólo se produce por ingerir azúcar, sino también por tomar alimentos con indice glucemico alto. Estos alimentos tiene la peculiaridad de elevar los niveles de azúcar en sangre casi de forma inmediata. Y cuales son estos alimentos;
  • jarabe de maíz
  • Glucosa, jarabe de arroz, trigo y glucosa
  • patatas fritas. Fécula
  • harina de arroz blanco
  • corn flakes, tapioca, leche de arroz, tortas de arroz, maicena, palomitas de maíz, pan de hamburguesas
  • dátil, mijo, polenta, pan blanco, arroz blanco, patatas hervidas sin piel, cereales de desayuno azucarados, harina de trigo blanca, bebidas azucaradas, azúcar de caña integral
  • jarabe de arce, maíz, fideos de arroz, cuscus de trigo, panela, mermelada.
  • miel, harina integral de trigo, pasta de trigo blanca.
  • zumos industriales.

Estos alimentos al tener un indice glucemico muy alto elevan los niveles de azucares en sangre, por eso (y mucho más para las personas diagnosticadas de cancer, pues ya sabemos que el cáncer se alimenta de azúcar), primero (como dice la Dra. Odile), dejamos el azúcar, y después introducimos en nuestra dieta los alimentos con indice glucemico bajo, entre los que se encuentran todos los vegetales, las setas, las algas, las leches vegetales, las frutas (a excepción del plátano), zumo de limón, especias, aguacate, pescado, los frutos secos, las semillas…

Como alternativas al consumo de azúcar, podemos utilizar la estevia (que es una planta originaria del paraguay) y que endulza 300 veces más que el azúcar común y no tiene calorías. O el sirope de ágave (que es un extracto de savia de cactus), cuyo indice glucemico es muy bajo, y es ideal para preparar postres, o platos dulces de una forma sana.

2. La carne

El consumo de grandes cantidades de carne roja se ha asociado a un incremento en la posibilidad de sufrir cáncer. La carne es rica en grasas saturadas y grasas trans, grasas poco recomendables a nivel de salud, el contenido de fibra en la carne es nulo (con lo que muchas veces se pudre en nuestro intestinos), y por ello se asocia a muchos canceres de colon; los animales que nos comemos suelen estar alimentados con piensos omega 6, y esto produce inflamación y existe una correlación muy alta entre inflamación crónica y cáncer, y sobre todo, la carne está cargada de tóxicos (la carne de hoy, no es la carne de hace años).

El problema asociado al consumo de carne no aparece cuando lo comemos de vez en cuando, el problema es que lo comemos a todas horas, desayuno (a veces tostadas con jamón york, bacon..), comida (estofados de carne, carnes rellenas…), meriendas (bocadillos de salami, lomo, chorizo, pates…) y cenas (pechugas de pollo, hamburguesas, salchichas..)……..la virtud está en el termino medio, se puede comer una vez a la semana, carnes poco grasas (pollo, pavo mejor), y a ser posible ecológica, que contiene muchos menos tóxicos.

3. El pescado

En el pescado abundan grasas mono y poliinsaturadas, las cuales son saludables. El pescado azul (bonito, atún, emperador, sardinas…) es más graso y rico en grasas beneficiosas, omega 3, que el pescado blanco (merluza, lenguado, bacalao, dorada..).

El problema del pescado es su contaminación, por acción del hombre, que contamina los mares donde ellos habitan, y dentro de la cadena alimenticia, los más contaminados son el atún y el pez espada. Asi que siempre es preferible consumir pescado azul pequeño o pescado blanco, pero que sea pescado fresco, de lonja, recién cogido, mejor que pescado muy grandes contaminados por mercurio,bifenilos…

Nosotros tenemos la suerte de tener pescado fresco a diario, capturado en nuestras playas, de una forma artesanal, respetando nuestro mar, así que …aprovechemos esos alimentos saludables poco contaminados, y comamos mucho más pescado, criado y capturado en libertad, por nuestro pescadores.

4. La sal

Con la sal, pasa como con la carne, hemos pasado de un consumo limitado y razonable (1 cucharadita a diario) a tomar mucha más sal en nuestra alimentación ya que , el 75% de la sal que tomamos proviene de los alimentos procesados que ingerimos, quesos, patatas de bolsa, pan, comidas preparadas, carnes procesadas,… y el 25% proviene de lo que añadimos cuando preparamos alimentos o en la mesa (como hace referencia la Dra. Odile en su libro, entre otros), este aumento del consumo de sal también se relaciona, con la mayor probabilidad de sufrir cáncer de estomago.

Evidentemente, mejor si es sal no refinada, que si es sal que está tan refinada, que pierde muchas de sus propiedades, y además no es beneficiosa para nuestro organismo. Y disminuir el consumo de alimentos procesados, embolsados..

5. El gluten

El gluten es una proteína que encontramos en determinados cereales como el trigo, la espelta, el centeno, la cebada, la avena y el kamut, y a la cual, muchas personas tiene intolerancia o alergia. La intolerancia al gluten crea inflamación intestinal e inmunodepresión. Comentan en algunos estudios sobre el gluten, que la celiaquía es una enfermedad poco diagnosticada, pero muy prevalente, por eso se debería de reducir el consumo de gluten, por eso y porque el gluten que consumimos es en forma de pan blanco o pasta blanca, alimentos que han sido refinados y procesados, además de modificados geneticamente (como le pasa al trigo), y son muy pobres en nutrientes y vitaminas, y al estar modificados geneticamente el cuerpo reconoce como extrañas, produciendo inflamación incluso a las personas que no tienen intolerancia diagnosticada (gases, dolores abdominales, estreñimiento, etc).

Así que mejor, cereales integrales, que conservan su cáscara, y en ella, muchos de sus nutrientes, como puede ser, pastas,y harinas integrales de centeno, espelta, kammut, o harinas de trigo sarraceno, garbanzos,…, que no contienen gluten, o pseudocereales, que se cocinan como cereales, pero son semillas …y no contiene gluten (como la quinoa, la avena, el amaranto, el trigo sarraceno o alforfón…..) etc.

6. La leche

Para empezar, la leche de hoy día, no es la leche que nos daban nuestras madres hace 40 años, las vacas no se alimentan igual, y al igual que pasa con las carnes, la leche acumula los tóxicos con los que ha estado en contacto el animal, en su alimentación, etc. Cada vez, más personas y niños tienen intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche), porque después de cierta edad, 4-6 años, no necesitamos la leche. Y lo más importante, si basamos nuestra dieta en una dieta libre de lácteos, los niveles de IGF-1 (que es una proteína que promueve la proliferación celular, aumentando a un IGF-1 elevado, los riesgos de ciertos canceres, como mama, colón, próstata), si eliminamos los lácteos de nuestra dieta, los niveles de IGF-1 disminuiran y con ello se eliminará un factor encargado de aumentar la replicación de las células tumorales (como en referencias, en varios libros e investigaciones científicas, podemos ver).

Y las podemos sustituir por leches vegetales, o lácteos vegetales, como la leche de almendras, de avena, de arroz, leche de soja, etc, etc.

Cuando me propuse compartir esta información, mi intención fue y es, compartir que es posible cambiar la alimentación que estemos llevando, a una dieta saludable,  todo el mundo puede, deportistas, familias, niños, personas interesadas en su bienestar físico y mental, personas enfermas……….y no lo hice con la intención de que nadie se alarmara, o se angustiara, o demonizar a quien opte por alimentarse de una u otra forma, me lo propuse sólo con la idea de transmitir, lo que muchos profesionales de la salud han averiguado sobre determinados alimentos (y que creo que nosotros evidenciamos, o intuimos cuando usamos alguno de estos alimentos en nuestras cocinas).

No podemos olvidar que, el termino medio es una virtud en todos los aspectos de nuestra vida y que cada uno tendrá que ir creando su propia dieta (pues no creo en la dieta ideal, creo en la dieta adaptada a cada uno….a lo que te sienta bien, a lo que te gusta mas….pero siendo saludable). Cuando comencé, las primeras semanas, lo hice poco a poco, y ahora cocino mucho más todos los alimentos de una forma saludable, utilizando ingredientes más saludables, y comiendo mucha más fruta y verdura, e incorporando nuevos productos, como las semillas, las algas, las especias……. Apostemos por recuperar la dieta mediterránea en nuestras cocinas, comer fruta y verdura de temporada, reducir el consumo de carnes, comer más pescado de lonja, disminuir la ingesta de alimentos envasados, procesados o preparados, por la cantidad de sal y azucares que llevan, consumir gluten con mucha moderación (quien no sea intolerante o alérgico), y siempre mejor integral que refinado, e ir poco a poco, cambiando  la leche animal (que no es necesaria), por leches vegetales. Esas son las propuestas en común que he encontrado en médicos e investigadores, muchos nutricionistas, y todo ésto….sobre todo si padeces cáncer. Personalmente a raíz de ésta y otro tipo de información, empece a cambiar mi alimentación, mis hábitos de vida, sabiendo que lo que esta por venir, es mucho mejor!!!!!.

Luego, cada uno decidirá si quiere cambiar unos alimentos por otros para estar mejor nutrido o alimentado, o reducir la ingesta de otros para estar más sano……eso ya, queda en la libertad de cada uno de escoger su camino, y todos los caminos escogidos, libremente, sean los que sean, deben ser respetados, al menos por mi parte es así…..pues, ante todo,  cada uno es dueño del préstamo de su vida.

 

 

Desayunos Vida Saludable

Galletas de avena integral y naranja

29 abril, 2016
galletas-avena

avena-y-naranjaLas galletas de avena integral, son una de nuestras galletas favoritas, no sólo por las propiedades de la avena, que son muchas (reduce los niveles de colesterol, tiene propiedades antioxidantes, propiedades contra el asma, y contra las enfermedades cardíacas, es una buena alternativa para los celiacos, etc…), pero no solo eso, además están riquísimas, y son muy sanas, las puedes combinar, con pepitas de chocolate, con pasas, ……..hoy, preparé una gran mayoría, con pepitas de chocolate negro, para las peques y otras con pasas y canela (que a los grandes, nos encantan).

Al lio……!!!!!!

Ingredientes:

  • 200 gr. de copos de avena integral
  • 100 gr. de harina integral (de trigo, de espelta, de avena…..esta vez hemos utilizado harina integral de avena, pero cualquier harina integral valdría).
  • 100 gr. de azúcar integral de caña, o 80-90 ml. de sirope de agave (para esta receta hemos utilizado el sirope de agave).
  • 100 ml. de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca de sal
  • la ralladura y el zumo de una naranja

Elaboración:

  1. lavamos la naranja, rallamos su piel, y exprimimos el zumo de la misma, y lo incorporamos todo en un bol. A éste bol añadimos, el huevo batido, el aceite y en nuestro caso, el sirope de agave, y mezclamos.
  2. En otro bol, preparamos los ingredientes secos, la harina de avena, la avena en copos, la levadura, si usáis azúcar, el azúcar, la sal, y la canela. Y mezclamos bien.
  3. Una vez mezclados éstos ingredientes, hacemos un hueco en el centro del bol, de los ingredientes secos, y vertemos los ingredientes líquidos ( el huevo, el zumo de naranja, ralladura de naranja, el aceite, y (en nuestro caso), el sirope de agave ya mezclados.
  4. Removemos todos los ingredientes con una lengüeta de silicona, hasta que estén bien ligados.
  5. Y con las manos un poco humedecidas, hacemos bolitas, y las vamos poniendo sobre el papel vegetal o sulfurizado.
  6. Aplanamos las bolitas según nos gusten las galletas más esponjosas (no excesivamente planas, pues las galletas no van a crecer o hincharse mucho en el horno) o más crujientes (más planas)… añadimos las pepitas de chocolate en unas,  las pasas con canela, en otras, o los ingredientes a gusto que queráis.
  7. Precalentamos el horno 10 minutos a 180º, mientras preparamos toda la receta.
  8. Y cocemos las galletas en el horno a 180º, durante 10 minutos.
  9. yyyyyyyy….listas para disfrutar !!!!.
Capturando Cuentos para pensar Para To2 Rincones

Ante la adversidad, ¿ZANAHORIA, HUEVO O CAFÉ?

27 abril, 2016
huevo

Es difícil en esta vida, no haber pasado por ser “zanahoria”,  “huevo”, o …….”café”, pero el problema no radica en como afrontamos, “simbólicamente”, en un momento determinado la adversidad, sino en, que hemos aprendido de ello, y como podemos cambiarlo, transformarlo……para dejar salir lo mejor de nosotros.

En mi trabajo, y también en mi vida personal , utilizo mucho el recurso de las metáforas y los cuentos para explicar, de un modo indirecto, algo que no se puede explicar de un modo explicito (por la capacidad de comprensión, según su edad, de los menores -por ejemplo, la muerte, el duelo, la resiliencia….), o por las resistencias a las intervenciones directas de algunos jóvenes, o familias (porque a veces no nos abrimos ante los problemas, todo lo contrario, nos cerramos y mucho), o por la facilidad de ver en el otro (el personaje del cuento o metáfora) algo que me puede estar pasando a mi, o a alguien cercano a mi, y eso me permite reflexionar, sin presiones, sintiéndome libre, etc.

Subiré al blog, de vez en cuando, cuentos para pensar y reflexionar, pues a mi, personalmente, me sirven mucho en el día a día, y espero, y deseo, que a vosotros también os puedan servir.

La historia de la zanahoria, el huevo y el café
“Érase una vez la hija de un viejo hortelano que se quejaba constantemente sobre su vida y sobre lo difícil que le resultaba ir avanzando. Estaba cansada de luchar y no tenía ganas de nada; cuando un problema se solucionaba otro nuevo aparecía y eso le hacía resignarse y sentirse vencida.
El hortelano le pidió a su hija que se acercara a la cocina de su cabaña y que tomara asiento. Después, llenó tres recipientes con agua y los colocó sobre fuego. Cuando el agua comenzó a hervir colocó en un recipiente una zanahoria, en otro un huevo y en el último vertió unos granos de café. Los dejó hervir sin decir palabra mientras su hija esperaba impacientemente sin comprender qué era lo que su padre hacía. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café.
Miró a su hija y le dijo: “¿Qué ves?”. “Zanahorias, huevos y café”, fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Le quitó la cáscara y observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su dulce aroma. Humildemente la hija preguntó:

“¿Qué significa esto, papá?”

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo. Pero habían reaccionado en forma muy diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. El café sin embargo era único; después de estar en agua hirviendo, había cambiado el agua.
“¿Cual eres tú?”, le preguntó a su hija. “Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes? ¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable? ¿Poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido, te has vuelto dura y rígida? Por fuera eres igual pero, ¿cómo te has transformado por dentro?
¿O eres como el café? El café cambia el agua, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor. Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas mejor y haces que las cosas a tu alrededor mejoren”.

Y tú, ¿Cuál de los tres eres?”

En la vida nos enfrentamos a circunstancias que no podemos cambiar. Lo único que podemos hacer es decidir cómo afrontarlas. Tal vez hoy sea uno de esos días en que el agua está hirviendo y comenzamos a sentir mucho calor… Tú puedes elegir si quieres ser zanahoria, huevo o café. Si quieres dejarte arrastrar por las dificultades que encuentras en tu camino y perder tu fuerza debilitándote y dándote por vencido (zanahoria). Si quieres aprender de esas dificultades y retos y crearte una coraza a tu alrededor como mecanismo de defensa, mostrándote aparentemente más resistente pero habiendo perdido tu esencia (como el huevo). Si quieres aprovechar esas situaciones para transformarte y transformar lo que hay a tu alrededor dejando salir tu verdadero YO, lo que te hace único, lo que puede enriquecer a los demás, lo mejor de ti, ese café que hay en ti……  ¿Tú qué eliges?

Para To2 Rincones

Mindfulness o estar presentes, en el presente.

25 abril, 2016
MINDFULNESS

Vivimos en un mundo tan ocupado, disperso, y sobreestimulado que …cuando empece a escribir esta entrada, me llamaron dos veces, recibí cinco wassaps, y ni miré los mails. Y por si esto no fuera poco,  estoy pensando a la vez que escribo, lo que tengo que hacer dentro de un rato cuando vengan las peques.  Y es que hoy en día,..cocinamos, mientras le echamos un ojo a los hijos, y otro a la televisión. Vamos conduciendo y a la vez que miramos la carretera, pensamos y planificamos que tenemos que hacer ese día en el trabajo, o en una reunión pendiente. Hacemos las listas de la compra, mientra nos duchamos, o recogemos la ropa, pero lo que deberíamos plantearnos es si……¿somos conscientes plenamente de hacer algo de lo que hacemos? Igual si, igual no. Lo que si es seguro, es que lo hacemos sin la atención, dedicación y disfrute que deberíamos, o que se merecería ese momento.

La desconcentración es continua, nuestro cuerpo está, pero no nues­tra cabeza. Nos hemos habituado a la dispersión, a la atención parcial. Queremos estar tan conectados, en esta era digital, que hemos olvidado conectarnos con nosotros mismos. Y esto produce la sensación de no llegar nunca, de no tener timepo para nada, sin parar de hacer cosas, genera estrés, ansiedad, sensación de agobio, de llegar tarde a todo, Es como leí en un artículo, la era de no estar presentes, en el presente.

El mindfulness (puede entenderse como atención y conciencia plena) pretende que la persona se centre en el momento presente de un modo activo, procurando no interferir, ni valorar lo que se siente o se percibe en cada momento. Es una experiencia meramente contemplativa, se trata de observar sin valorar, aceptando la experiencia tal y como se da. Viene a plantear, por tanto, un empeño en centrarse en el momento presente de forma activa y reflexiva. Una opción por vivir lo que acontece en el momento actual, el aquí y el ahora.

foto-mindfulnessSer consciente hace más fácil disfrutar de los placeres de la vida a medida que ocurren, ayuda a participar plenamente en las actividades y da una mayor capacidad de respuesta para hacer frente a eventos adversos.

Al centrarse en el aquí y ahora, muchas personas que practican mindfulness encuentran que tienen menos probabilidades de quedar atrapados en las preocupaciones sobre el futuro o en remordimientos por el pasado, están menos preocupados por las preocupaciones sobre el éxito y la autoestima, y son más capaces para establecer relaciones profundas con los demás.

Si un mayor bienestar no es un incentivo suficiente, quizá la mejora de la salud física lo sea.
Los científicos han descubierto los beneficios de las técnicas de mindfulness para mejorar la salud física de diferentes maneras.

Beneficios del mindfulness aplicado a problemas de salud:

• Físicos:
◦ Aprender a respirar mejor.
◦ Aprender a relajar cuerpo y mente.
◦ Aumentar la flexibilidad corporal.
◦ Regular la presión arterial.
◦Influir en el sistema inmunitario: atenuación de la secreción de la hormona cortisol (efecto inmunodepresor) como respuesta al estrés.
◦ Mejorar la calidad del sueño.
◦ Mejorar los hábitos alimentarios.
◦ Recargar energías del propio cuerpo.
◦ Reducir el malestar psicológico (ansiedad, depresión, hostilidad, somatización).

• Globales:
◦ Desarrollar una actitud de responsabilidad en el cuidado de la propia salud.
◦ Ver el dolor de otra manera.
◦ Disminuir las visitas médicas no programadas.
◦ Disminuir el abuso de medicación.
◦ Ayudar a marcarse metas más realistas.
◦ No sumar más sufrimiento añadiéndole rabia u otras emociones al malestar.
◦ Aceptar la realidad tal y como es.
◦ Centrar la atención en otras cosas positivas que también están sucediendo mientras tanto.
◦ Fortalecerse ante la adversidad.

Técnicas
Hay más de una manera de practicar la atención plena, pero el objetivo de cualquiera de ellas es lograr un estado de relajación alerta, centrado deliberadamente prestar atención a los pensamientos y sensaciones sin juicio. Esto permite a la mente centrarse en el momento presente. A modo de ejemplo, os dejo las siguientes:

Todas las técnicas mentales son una forma de meditación.
Meditación mindfulness básica:
Siéntate en silencio y concéntrate en la respiración natural o en una palabra o “mantra” que se repite en silencio. Permite que los pensamientos vayan y vengan sin juzgarlos y vuelve a concentrarte en tu respiración o mantra.

Atención centrada en las Sensaciones corporales:
Céntrate en sensaciones sutiles del cuerpo, como un picor o cosquilleo sin valorarlos, y déjalos pasar. Centra tú atención sucesivamente en cada parte de su cuerpo, en una sucesión de pies a cabeza.

Atención centrada en lo Sensorial:
Céntrate en la percepción de los sonidos, olores, sabores y texturas. Pon un nombre a las percepciones, sonidos, olores, sabores, texturas y deja que se vayan.

Atención centrada en lo Emocional:
Permitete reconocer las emociones que se te presentan, sin juzgarlas. Practica con frecuencia ponerles un nombre: “alegría”, “ira”, “frustración”, “impaciencia”. Acepta sin juzgar su presencia y deja que se vayan.

“Es increíble cuánto se puede averiguar sobre la propia existencia por el mero hecho de prestarle atención y ser profundamente consciente de las experiencias que se viven. Lo que los sabios han afirmado durante siglos es cierto: el mundo está ahí; lo único que tenemos que hacer es vaciar nuestras mentes y abrirnos para percibirlo” (Stevens, 1999)

Fuentes:
http://medicablogs.diariomedico.com/reflepsiones/2009/03/07/%C2%BFque-es-el-mindfulness/http://comunicacionemocioanlysalud.com
http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=1340

 

 

Capturando Vida Saludable

Bizcocho integral de zanahorias y nueces

21 abril, 2016
Bizcocho-de-zanahoria-nueces

pastel-zanahorias-casaEste bizcocho, siempre ha sido uno de mis favoritos, no lo había hecho antes, hasta hace unos meses, y siempre que iba a comprar a alguna pastelería, o algún supermercado donde lo venden y lo veía, me traía unos buenos trozos para acompañar a un buen té, un buen zumo natural, un café…. Ahora lo hacemos en casa (este no lleva ni huevos, ni leche) es muy sencillo de hacer, y muy sano y nutritivo. Y a toda mi familia le encanta.

Ingredientes:

  • 300 gr. de harina integral de trigo, o centeno.
  • 270gr. de azúcar integral de caña, o 1 tacita y media de sirope de agave.
  • 300 gr. de zanahorias.
  • 130 gr. de nueces.
  • 200 ml. de agua filtrada.
  • 180 ml. de aceite de girasol (o 130 ml de aceite de oliva).
  • 1 cucharadita de sal no refinada.
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de vainilla liquida.
  • 1 cucharadita de levadura, tipo Royal.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 150º, unos 15 minutos
  2. En un bol mezclamos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y la canela. Y removemos bien, que estén todos los ingredientes bien mezclados.
  3. Pelamos las zanahorias, las rallamos y las dejamos “secar” en papel de cocina absorvente para que desprendan un poquito el agua.
  4. En un mortero machacamos las nueces (a nosotros nos gusta que queden trocitos grandecitos, que los notemos al comer), sino os gusta notar los trozos de nueces o zanahorias, los podéis triturar hasta hacer trocitos muy pequeños, casi inapreciables.
  5. incorporamos el azúcar o sirope de agave, el aceite, el agua, la vainilla, las zanahorias y las nueces troceadas, y removemos con una lengüeta de silicona, hasta obtener una mezcla homogénea.
  6. Vertemos la mezcla en un molde para el horno, previamente untado con mantequilla o aceite.
  7. Horneamos a 180º cerca de una hora (50 minutos).
  8. Desmoldamos y decoramos a gusto de cada uno (en casa espolvoreamos canela por encima….).
  9. Y….a disfrutar!!!!.

 

Capturando Rincones

Completamente YOGA

18 abril, 2016
yoga

Cuando estudiaba en la Universidad, a través de una asociación (en aquella época, hace casi 20 años, no se practicaba en gimnasios, ni en academias, o al menos yo no los conocí allí), conocí el yoga, y digo conocí, porque la época de la universidad fue para mí una época de conocer, de descubrir, formas de vida diferente a las que yo había vivido hasta ese momento. Y en ese descubrir, descubrí que existía un arte, una filosofía de vida para algunas personas, que se llamaba yoga. Lo practicaba de vez en cuando en la asociación, cuando podía, pero reconozco que ya, por aquella época, me parecía especial, completo porque no solo trabajaba lo físico, con las asanas (ejercicios o posturas), sino que también se centraba mucho en la respiración, en la relajación, en la actitud positiva y en la meditación (algo sorprendente para mí, en ese momento).

Durante un tiempo lo practique, luego, por motivos profesionales, y sobre todo porque no era el momento, dejé de ir. Y después de unos cuantos años, me volví a reencontrar con el yoga, pero ahora siendo más consciente de los que es, de lo que significa en mi vida, y en mi bienestar físico y mental. Y desde que nos hicimos pareja estable (el yoga y yo), nos dedicamos 2-3 dias a la semana. A veces, si mis circunstancias personales y familiares me lo permiten, puedo disfrutar yendo a aprender más y más de Salud ( la profe de yoga), y cuando no puedo, pues en casa, con una colchoneta y un cojín un poco durito (ahora me he comprado un zafú, que es un cojín, circular o en forma de media luna, para sentarte a meditar y estar más cómodo en la postura, aún no lo tengo, esta por llegar). Practico yoga un rato por las noches dos-tres días a la semana (entre media hora y tres cuartos).

yoga2Físicamente yo, me he considerado una persona poco flexible, mis isquiotibiales (músculos posteriores de la pierna, o músculos femorales) cuando he salido a correr, o hecho un gran esfuerzo con ellos (senderismo de montaña), tiran mucho de mis caderas, espalda, causandome siempre molestias….el yoga me ayuda con mis dolores de espalda, a estirar mis isquiotibiales cortos, y a movilizar otros miles de músculos que me hacen sentir físicamente fenomenal. Sin mencionar la parte de bienestar mental, de estar centrada en la asana, en respirar y estar relajada……y muy positiva sobre el ejercicio, y meditando unos 10-15 minutos para terminar, para mí, completísimo.

Para practicarlo, lo mejor es aprender de un buen guía o profesor, yo lo hago con Salud (mi profe), porque te corrige las posturas o asanas insitu, te proporciona un sinfín de asanas para estirar todos los músculos de tu cuerpo, haciéndote consciente de la importancia de la respiración, y de estar relajada en la postura….algo al principio, y en algunas asanas, difícil, pero no imposible con práctica …..El yoga logra la integración del movimiento con la respiración hasta que éstas dejan de ser dos entidades separadas y se transforman en una sola. Su práctica se convierte en un agente de transformación muy potente que provoca cambios profundos en nuestra salud. De hecho, su uso es visto como una medicina preventiva o rehabilitadora porque estimula los procesos metabólicos y anabólicos y mejora la circulación de energía, oxigenando el cuerpo.

También, para las personas que no podéis ir a academias, a centros de yoga o gimnasios, por lo motivos que sean,  también hay tutoriales en you tube, libros, videos, etc…que os pueden ayudar. Y también los podéis practicar en familia, con vuestros maridos, parejas, hermanos, hijos (en unos días subiré una entrada de la practica de yoga con niños, para mi, fue una experiencia increíble, y para las peques también, nos reímos mucho, lo disfrutamos mucho, y aprendimos muchísimo).

Cuando hablamos del yoga, no solo podemos hacer referencia a los beneficios fisiológicos (por ejemplo, aumento de flexibilidad, la disminución de la rigidez muscular, mejorar nuestra capacidad pulmonar con los ejercicios de respiración profunda,  etc.), sino que tenemos que mencionar las consecuencias positivas que produce en la mente, el bienestar emocional (agilizar nuestra mente y combate el estrés, gracias al estado de relajación y tranquilidad que desarrollamos, se experimenta una sensación de bienestar y de placer, debido a la liberación de endorfinas, ayuda a conciliar mejor el sueño, llegando a dormir más profundamente cada noche, etc.)

  • Pero ¿qué es el yoga?

Yoga es un término sánscrito que puede traducirse como “esfuerzo” o “unión”. El concepto tiene dos grandes aplicaciones: por un lado, se trata del conjunto de disciplinas físicas y mentales que se originaron en la India y que buscan alcanzar la perfección espiritual y la unión con lo absoluto; por otra parte, el yoga está formado por las prácticas modernas que derivan de la mencionada tradición hindú y que promueven el dominio del cuerpo y una mayor capacidad de concentración.

El yoga no es sólo una disciplina física limitada a realizar ciertas posturas o ejercicios respiratorios, es una filosofía de vida. Tras la palabra yoga se encuentra una milenaria filosofía que hasta nuestros días demuestra su vigencia. En la Bhagavad-gita, a veces llamada la “Biblia” del hinduísmo, se encuentran capítulos enteros y múltiples referencias al yoga, pero sería con posterioridad, con el texto clásico los Yoga sutras de Patanjali, cuando quedaría sintetizada la filosofía del yoga.

Occidente tuvo que esperar hasta los años 60 para descubrir el yoga. Maharishi Mahest popularizó esta práctica centrándose en la meditación, mientras Swami Sivananda fue ganándose la fama de gurú con su sistema yóguico basado en cinco principios: la Savasana (relajación), la Pranayama (respiración) las asanas (ejercicios), la Dhyana (pensamientos positivos) y la meditación.

Desde entonces, el yoga ha viajado en el espacio y en el tiempo hasta convertirse en un fenómeno mundial. Las técnicas han evolucionado, pero los movimientos y los ideales originales se han mantenido. Una alternativa en Occidente contra el estrés y la ansiedad que causa el ritmo de la vida moderna.

  • ¿que tipos de yoga existen?

Lo que conocemos como los tipos de yoga, son en realidad las nueve ramas del árbol del yoga (Bhakti yoga, hatha yoga, japa yoga, jnana yoga, karma yoga, tantra yoga, yoga kundalini, raja yoga, kriya yoga, etc) . Todos estos tipos de yoga tienen un mismo objetivo común: la unión del cuerpo y la mente. Aunque es cierto que dependiendo del tipo de yoga que practiques puedes fortalecer unas zonas u otras de tu cuerpo, o ganas más flexibilidad o musculatura. Sea cuál sea el tipo de yoga que decidas hacer, trabajarás la meditación y la unión entre la conciencia individual y la conciencia universal.
El yoga que mejor te vaya dependerá de tu personalidad y tus objetivos personales.

  • ¿A qué se le llaman asanas?

Las posturas de yoga, llamadas asanas, son ejercicios de yoga que unen el cuerpo con la mente. Patanjali, considerado el maestro de yoga, afirma que las posturas de yoga deben ser mantenidas hasta que se consiga la conexión con la esencia divina de la vida humana. Las asanas más conocidas son las que han popularizado la práctica del Hatha Yoga.

Para practicar las posturas de yoga es importante tener en cuenta tres factores:

• La inmovilidad
• La relajación
• La duración

Las asanas no consisten en imitar una postura de yoga determinada, sino en conseguir el equilibrio y la concentración en ese punto, con una respiración adecuada.

Ahora sólo os queda animaros a probar, ¡¡hacerlo!!, vuestro cuerpo y mente os lo agradecerá.

Desayunos Vida Saludable

Magdalenas integrales con pepitas de chocolate

16 abril, 2016
magdalenas

chicas-madalenasCompartir tiempo con mis hijas, es uno de los regalos más preciados que me doy, y que les doy, y sé que a veces, es difícil encontrar ese tiempo. Todos vivimos muy ocupados, trabajo, casa, formación complementaria, deberes, estudios, actividades extraescolares, etc,  pero al final, esos pequeños momentos, son los que marcaran parte de sus recuerdos, y de los mios, cuando cocinamos, cuando aprendemos a preparar postres, las risas de esos momentos, el disfrutar rayando limón, batiendo un huevo, esas conversaciones tan espontáneas que se dan…..que sencillo verdad, y a la vez que momentos tan ricos para todas.

Y es que para mí, la felicidad es el ahora, no el mañana, ni el luego, sólo ese momento, y ese ahora puede ser, cocinar con ellas, jugar a un juego de mesa, trasplantar flores, pasear por la montaña, limpiar la casa, recoger la ropa, conversar en la cama a última hora del día,etc, etc. Allí donde haya un momento que compartir y disfrutar con ellas, estando plenamente para ellas, ese el momento más feliz para mi como madre.

Otra de las pretensiones importantes, a la vez de compartir esos momentos, es compartir la información sobre los alimentos que cocinamos, que sepan que aportan cada uno de ellos, porque saber y conocer las propiedades de los alimentos también es una asignatura pendiente en nuestras vidas, lo era en la mia, y he ido poniéndome al día casi forzosamente, y quiero que ellas conozcan que es importante alimentarse de una forma sana y consciente….. luego ellas, como todas las decisiones que tomaran en sus vidas, elegirán lo que quieran o no, pero la información, o parte de ella, ya la tendrán.

El postre que preparamos, lo hicimos, al ratito de salir del cole, a veces los hacemos los fines de semana, pero algunos días entre semana, solemos tener ese tiempo para compartir y experimentar en la cocina. He de comentaros también, ¡¡como quedo la cocina!!, parecía que había pasado un regimiento de caballería por allí, pero bueno, es lo que tienen ocho manos en una cocina, lo recogemos entre las cuatro y listo.

Magdalenas integrales con  pepitas de chocolate:

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1  tacita y 1/2 de azúcar integral de caña (o 1 tacita de sirope de agave)
  • 1 tacita de aceite de girasol, o 3/4 de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 sobre de levadura.
  • 1 tacita de leche de avena, almendras, …nosotras hemos utilizado leche de almendras (también lo podéis hacer con leche de vaca)
  • 3 tacitas de harina integral de trigo.
  • 60 gr. pepitas de cacao o 2 cucharadas de cacao puro en polvo.
  • ralladura de 1/2 limon (o también ralladura de piel de naranja, a mi me gusta más, pero a mis peques les encanta el aroma a limón)
  • 1 cucharadita de canela.

Elaboración:

  1. Cogemos los huevos y separamos las yemas de las claras de los huevos.
  2. En un bol mezclamos, las yemas de los huevos, el azúcar o sirope de agave, la leche, el aceite, la ralladura de limón y las pepitas de cacao.
  3. Mientras en otro bol, montamos las claras a punto de nieve.
  4. Cuando la mezcla de las yemas con el resto de ingredientes está bien ligado, incorporamos la harina y la levadura al bol, y seguimos mezclando
  5. En el momento en el que las yemas estén bien montadas apunto de nieve, las vamos echando al bol con el resto de ingredientes, muy despacio, y sin para de remover para que no baje demasiado la masa.
  6. Añadimos la mezcla en el molde de magdalenas (las nuestras tiene forma de rosas y alargadas, a mis hijas les encantan con formitas).
  7. Y metemos al horno, previamente precalentado, a 180º, unos 15 minutos…….y listas para disfrutar !!!!!!.

 

magdalenas-integ

 

 

Capturando Para To2

Cuando mucho es demasiado

13 abril, 2016
creatividad_ninos

A modo de reflexión, pues creo que en ocasiones necesitamos parar un momento y reflexionar sobre, que entorno les estamos proporcionando a nuestros hijos, (con todo el amor de nuestro corazón, y pensando siempre que hacemos lo mejor para ellos, eso ante todo), pero en muchas ocasiones dejándonos llevar por una sociedad marcadamente “excesiva”, dónde cuanto más hagamos, más tengamos, más seamos…mejor y más “considerados” parece que estamos. Aunque, en muchas, muchas ocasiones, la realidad es bien distinta, pues esa carga de excesos nos pasa factura a grandes y pequeños, y eso es lo que quería compartir hoy, con vosotros, para continuar con el conocimiento sobre la salud en este caso familiar……..Hace un tiempo leí un artículo muy interesante sobre el trabajo de Kym Payne que hablaba de, como los ritmos de hoy en día, están afectando a la vida de nuestros hijos, como en ocasiones les generan un exceso de estrés. Esa sistematización de sus vidas (donde todo está cronometrado, actividades extraescolares, deberes, estudiar….) puede desarrollar comportamientos obsesivos en los menores y anular, en algunas ocasiones, la creatividad, la imaginación, al no dejarle espacio es sus vidas para desarrollarla.

Tenemos que valorar si realmente les estamos proporcionando un entorno sano a nuestros hijos desde el punto de vista mental y emocional. Y sobre todo valorar si podemos y debemos compensar ese exceso de ritmos, complementándolo con espacios para desarrollar la creatividad, el juego simbólico, la imaginación…

Y ¿cómo lo podemos hacer?

En este sentido, Kim Payne, profesor y orientador estadounidense (además de autor del libro la crianza con simplicidad) , llevó a cabo un experimento muy interesante en el cual simplificaron la vida de los niños diagnosticados con un Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Al cabo de tan solo cuatro meses, el 68% de estos pequeños habían pasado de ser disfuncionales a ser clínicamente funcionales. Además, mostraron un aumento del 37% en sus aptitudes académicas y cognitivas, un efecto que no pudo igualar el medicamento más prescrito para este trastorno.

¿Cuándo mucho se convierte en demasiado?
A inicios de su carrera, este profesor trabajó como voluntario en los campos de refugiados, donde tuvo que lidiar con niños que sufrían estrés postraumático. Payne apreció que estos niños se mostraban nerviosos, hiperactivos y continuamente expectantes, como si algo malo fuera a pasar de un momento a otro. También eran extremadamente cautelosos ante la novedad, como si hubieran perdido esa curiosidad innata de los niños.

Años más tarde, Payne apreció que muchos de los niños que necesitaban su ayuda mostraban los mismos comportamientos que los pequeños que provenían de países en guerra. Sin embargo, lo extraño es que estos niños vivían en Inglaterra, por lo que su entorno era completamente seguro. Entonces, ¿por qué mostrarán síntomas típicos del estrés postraumático?

Payne piensa que aunque los niños de nuestra sociedad están seguros desde el punto de vista físico, mentalmente están viviendo en un entorno similar al que se produce en las zonas de conflictos armados, como si su vida peligrara. Estar expuestos a demasiados estímulos provoca un estrés que se va acumulando y obliga a los niños a desarrollar estrategias para sentirse a salvo.

De hecho, los niños de hoy están expuestos a un flujo constante de información que no son capaces de procesar. Se ven obligados a crecer deprisa ya que los adultos colocan demasiadas expectativas sobre ellos, haciendo que asuman roles que en realidad no les corresponden. De esta manera, el inmaduro cerebro de los niños es incapaz de seguir el ritmo que impone la nueva educación, y se produce un gran estrés, con las consecuencias negativas que este provoca.

Los cuatro pilares del exceso

Como padres, normalmente queremos darle lo mejor a nuestros hijos. Y pensamos que si un poco está bien, más será mejor. Por eso, ponemos en práctica un modelo de hiperpaternidad, nos hemos convertido en padres helicóptero (Los padres helicóptero son aquellos que se preocupan excesivamente por sus hijos, hasta el punto que su relación llega a ser tóxica. Este nuevo modelo de crianza implica que los progenitores asumen un rol hiperprotector, quieren resolver todos los problemas por sus hijos, y desean tomar todas las decisiones, incluso las más intrascendentes (no les permiten resolver conflictos cotidianos, dándoles siempre ellos las soluciones, les sirven de agenda a sus hijos, discuten con los profesores ante una negativa o una reprimenda que les han hecho a sus hijos…). Su objetivo en la vida es lograr que su hijo sea brillante y que logre todo lo que desea, pero sin que tenga que esforzarse, sin que asuma la responsabilidad de sus actos, pues, esos hijos, siempre responsabilizaran al otro, a la madre, al profesor, al compañero,…. En la práctica, es como si estos padres siempre estuvieran sobrevolando a sus hijos, listos para emprender una operación de rescate cuando noten el más mínimo signo de “peligro”, sin permitirles madurar, y desarrollarse de una forma sana.

Pero, por si no fuera suficiente, en ocasiones, llenamos sus habitaciones de libros, dispositivos y juguetes. De hecho, se estima que los niños occidentales tienen, como media, 150 juguetes. Es demasiado, y cuando es demasiado, los niños se sienten abrumados. Como resultado, juegan de manera superficial, pierden el interés fácilmente por los juguetes y por su entorno y no desarrollan su imaginación. Cada diez minutos, pueden cambiar de juguete, no profundizan en el juego, si surge una dificultad con algún juego, lo abandonan rápidamente y se van a por otro, están sobre estimulados.

Por eso, Payne afirma que los cuatro pilares del exceso sobre los cuales se erige la educación actual de los niños son:

 

1. Demasiadas cosas
2. Demasiadas opciones
3. Demasiada información
4. Demasiada velocidad

Cuando los niños se sienten abrumados pierden el valioso tiempo de inactividad que necesitan para explorar, reflexionar y liberar las tensiones. Demasiadas opciones erosionan la felicidad, robando a los niños el regalo del aburrimiento, que fomenta la creatividad y el aprendizaje autodirigido. Los padres, en muchas ocasiones, nos convertimos en animadores o monitores de ocio y tiempo libre, programando miles de actividades para el tiempo libre de nuestros hijos, con la intención de que no se aburran, de que “aprovechen” el tiempo, etc, cuando aburrirse, tiene una parte muy sana en el individuo.

En consecuencia y progresivamente, la sociedad ha ido erosionando la maravilla que implica la infancia, hasta tal punto que algunos psicólogos se refieren a este fenómeno como “la guerra contra la infancia”. Basta pensar que en las dos últimas décadas los niños han perdido una media de 12 horas semanales de tiempo libre, y las empleamos en deberes, actividades extraescolares, estudiar y preparar exámenes, etc. Incluso hasta los colegios y las guarderías han asumido una orientación más académica.

Entonces, nosotros, como padres, ¿cómo podemos proteger a nuestros hijos en esta nueva sociedad “excesiva” que se ha creado?

 

Simplificar la infancia, es la respuesta según Payne.

La vía para proteger el equilibrio mental y emocional de los niños consiste en educar en la simplicidad. Para lograrlo es necesario:

No sobrecargarles con actividades extraescolares.
Dejarles tiempo libre para que jueguen, preferentemente con otros pequeños o con juguetes que puedan estimular su creatividad.
Pasar tiempo de calidad con ellos, ese es nuestro regalo.
Crear un momento de tranquilidad en sus vidas donde puedan refugiarse del caos cotidiano y aliviar el estrés.
Asegurarse de que duermen lo suficiente y descansan.
Reducir la cantidad de información, asegurándose de que esta sea comprensible y adecuada a su edad, lo cual implica hacer un uso más racional de las nuevas tecnologías.
Reducir el número de juguetes. Y que lo que tengan estimulen su fantasía.
Disminuir las expectativas sobre ellos, dejándoles simplemente, que sean niños

avion-carton-1

Vida Saludable Zumos - Smoothie

Smoothie plata-no es (para niños)

11 abril, 2016
smoothie-plata-no-es
Elbatido-plata-no-es smoothie es el más cremoso de los batidos; un batido que incluye (si así lo deseas) elementos lácteos en su composición para darle una consistencia suave y untuosa a la mezcla de frutas o verduras. Entre los más conocidos, destaca el green smoothie (“batido” verde), ahora muy de moda porque se le atribuyen efectos beneficiosos para nuestro organismo, y que yo suelo usar mucho en mi cocina saludable.

La palabra Smoothie (del inglés smooth: suave) es un batido de fruta comercializado con esta apelación en muchos países, ahora ya, también en el nuestro. Es una bebida cremosa, no alcohólica, preparada a base de trozos y zumos de fruta naturales, concentrados o congelados, mezclados tradicionalmente con productos lácteos, hielo o helado.

El Smoothie, enfocado para niños,  tiene la ventaja de que los niños comen varias frutas y un lácteo al mismo tiempo, y no se cansan o se aburren al comer la fruta. Además hay muchos niños que tienen grandes dificultades en comer fruta y éste es un buen recurso para que empiecen a hacerlo y así esten mejor alimentados. Mi madre, siempre nos comenta que, cuando eramos pequeños, cojia la batidora, varias frutas, galletas maria, y no preparaba un batido de muchas frutas con galletas para que comiesemos fruta (imagino qe igual que muchas de las vuestras), ya que suele costar que algunos peques tomen varias piezas de fruta de una vez, se comen una pieza de fruta y se cansan ……….de ésta forma no aseguramos de que las coman, asimilando todos los nutrientes de la fruta, junto con un lácteo, helado…..de una forma más divertida.

Los ingredientes de este Smoothie (de la divertida adivinanza, que a mis hijas les hace tanta gracia) son:

  • 1 platano
  • 1 zumo de dos naranjas
  • 1 yogur de soja, o yogur con sabor a plátano

La elaboración es bien sencilla;

  1. Pelamos el platano y lo troceamos. Lo incorporamos al vaso de la batidora
  2. Exprimimos el jugo de las dos naranjas y lo vertemos en el vaso de la batidora.
  3. Añadimos el yogur a gusto (de soja, con sabor a platano…)
  4. Batimos hasta obtener una crema muy suave.

Y a,…..¡¡¡¡ verlos disfrutar!!!!

Este Smoothie, nos da muchas posibilidades de jugar con las frutas….podemos hacerlo igual, pero con fresas y yogur de fresas, con kiwi, y yogur con sabor a kiwi…..o con yogur de soja, etc, etc.

Desayunos Vida Saludable Zumos - Smoothie

Smoothie by Glori (antioxidante, vitaminado..)

11 abril, 2016
_fram.3

IMG_20160411_100003Las smoothie-gloryframbuesas son uno de esos frutos rojos que muchos amamos por su exquisito sabor. Pero, además de ser deliciosas, pueden aportar interesantes beneficios para la salud. Tanto como solución para problemas intestinales, como por su buena capacidad antioxidante, esta fruta no debe ser pasada por alto en la dieta habitual.

Las frambuesas son una de esas frutas que muchos tienen en consideración por su genial aspecto y también por su exquisito sabor. Mucho más allá de ser partícipe de salsas y postres, estos pequeños frutos rojos tienen excelentes propiedades para darle al organismo (son muy ricas en fibra y vitamina C; excelentes antiinflamatorias y muy antioxidantes, y muy recomendadas por los polifenoles que abundan en ellas, ya que son potentes sustancias anticáncer.…poco más le podemos pedir a un fruto tan pequeñin en aspecto y tan grande en propiedades.

 

Para preparar este Smoothie, hemos necesitado;

  • 125 ml. de leche de avena (pero puedes utilizar cualquier otra leche vegetal)
  • 1 platano
  • 1 zanahoria
  • 125-150gr. de frambuesas
  • 1 cucharadita de semillas de Chía
  • 1 kiwi
  • 1 cucharadita de coco rallado
  • 1 cucharadita de semillas de lino

Elaboración;

  1. Pelamos la zanahoria, y la cortamos en trozos pequeños.
  2. En un vaso de batidora incorporamos la leche y la zanahoria, batimos hasta estar bien mezclado.
  3. Añadimos al vaso de batidora, las frambuesas y el plátano, batimos durante dos minutos más, hasta que todos los ingredientes esten bien mezclados.
  4. Vertemos el batido en un bol.
  5. Añadimos futa a gusto a trocitos por encima del batido (yo ésta vez he utilizado un kiwi), la cucharadita de semillas de Chía, el coco rallado (o deshidratado), las semillas de lino……y listo para disfrutar…….y es que está riquisimo. Podeis cambiar semillas de lino por cereales, o frutos secos….a gusto, según os apetezca.

Probar a hacerlo y me contais….estoy segura de que os va a encantar.IMG_20160411_100003

 

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com