Monthly Archives

junio 2016

Cuentos para pensar

El anillo del rey

12 junio, 2016
anillo-cofre-1

Éste es uno de esos cuentos que podemos utilizar cuando una persona piensa que está al limite, y ya no puede más…..y se dá cuenta de que, la clave de no caer en la desesperación está en combinar la aceptación, y  la serenidad o templanza.

Nada es para siempre, y hoy es el mañana que ayer me preocupaba tanto.

 

El anillo del Rey

Una vez, un rey de un país no muy lejano reunió a los sabios de su corte y les dijo:
– “He mandado hacer un precioso anillo con un diamante, con uno de los mejores orfebres de la zona. Quiero guardar, oculto dentro del anillo, algunas palabras que puedan ayudarme en los momentos difíciles. Un mensaje al que yo pueda acudir en momentos de desesperación total. Me gustaría que ese mensaje ayude en el futuro a mis herederos y a los hijos de mis herederos. Tiene que ser pequeño, de tal forma que quepa debajo del diamante de mi anillo”.

Todos aquellos que escucharon los deseos del rey, eran grandes sabios, eruditos que podían haber escrito grandes tratados… pero ¿pensar un mensaje que contuviera dos o tres palabras y que cupiera debajo de un diamante de un anillo? Muy difícil. Igualmente pensaron, y buscaron en sus libros de filosofía por muchas horas, sin encontrar nada en que ajustara a los deseos del poderoso rey.
El rey tenía muy próximo a él, un sirviente muy querido. Este hombre, que había sido también sirviente de su padre, y había cuidado de él cuando su madre había muerto, era tratado como la familia y gozaba del respeto de todos.
El rey, por esos motivos, también lo consultó. Y éste le dijo:
– “No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje”
– “¿Como lo sabes preguntó el rey”?
– “Durante mi larga vida en Palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una oportunidad me encontré con un maestro. Era un invitado de tu padre, y yo estuve a su servicio. Cuando nos dejó, yo lo acompañe hasta la puerta para despedirlo y como gesto de agradecimiento me dio este mensaje”.
En ese momento el anciano escribió en un diminuto papel el mencionado mensaje. Lo dobló y se lo entregó al rey.
– “Pero no lo leas”, dijo. “Mantenlo guardado en el anillo. Ábrelo sólo cuando no encuentres salida en una situación”.
Ese momento no tardó en llegar, el país fue invadido y su reino se vio amenazado.
Estaba huyendo a caballo para salvar su vida, mientras sus enemigos lo perseguían. Estaba solo, y los perseguidores eran numerosos. En un momento, llegó a un lugar donde el camino se acababa, y frente a él había un precipicio y un profundo valle.
Caer por el, sería fatal. No podía volver atrás, porque el enemigo le cerraba el camino. Podía escuchar el trote de los caballos, las voces, la proximidad del enemigo.
Fue entonces cuando recordó lo del anillo. Sacó el papel, lo abrió y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso para el momento…
Simplemente decía “ESTO TAMBIEN PASARÁ”.
En ese momento fue consciente que se cernía sobre él, un gran silencio.
Los enemigos que lo perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino. Pero lo cierto es que lo rodeó un inmenso silencio. Ya no se sentía el trotar de los caballos.
El rey se sintió profundamente agradecido al sirviente y al maestro desconocido. Esas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a guardarlo en el anillo, reunió nuevamente su ejército y reconquistó su reinado.
El día de la victoria, en la ciudad hubo una gran celebración con música y baile…y el rey se sentía muy orgulloso de sí mismo.
En ese momento, nuevamente el anciano estaba a su lado y le dijo:
– “Apreciado rey, ha llegado el momento de que leas nuevamente el mensaje del anillo”
– “¿Qué quieres decir?”, preguntó el rey. “Ahora estoy viviendo una situación de euforia y alegría, las personas celebran mi retorno, hemos vencido al enemigo”.
– “Escucha”, dijo el anciano. “Este mensaje no es solamente para situaciones desesperadas, también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando te sientes derrotado, también lo es para cuando te sientas victorioso. No es sólo para cuando eres el último, sino también para cuando eres el primero”.
El rey abrió el anillo y leyó el mensaje… “ESTO TAMBIEN PASARÁ”
Y, nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba. Pero el orgullo, el ego había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Lo malo era tan transitorio como lo bueno.
Entonces el anciano le dijo:
– “Recuerda que todo pasa. Ningún acontecimiento ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche; hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas.”

 

A modo de reflexión:

Todo pasa, nada permanece eternamente, al igual que el dia y la noche, al igual que lo bueno, lo malo. Nada es para siempre, y hoy es el mañana que ayer me preocupaba tanto. NO TE PREOCUPES, OCUPATE, cuando lleguen esos malos momentos, o de disfrutar cuando ésten los buenos.

En determinados momentos el mejor recurso es, el silencio mental, ese que nos permitirá reaccionar con serenidad, sin desesperación (como el rey a punto de ser acorralado), esa calma mental nos dejará disfrutar igual, de los buenos momentos (sin pensar que durarán eternamente), y  afrontar con serenidad, con templanza los malos, y sobre todo aceptar que la naturaleza, que parte de la vida es así, que todo pasa, y nada permanece.

 

Cenas Comidas Sin categoría Vida Saludable

Sushi, en casa

8 junio, 2016
sushi-nuevo

Esushi-composn casa, somos amantes del Sushi, y de la comida “japo” desde hace mucho tiempo. Y, que mejor, si lo puedes preparar en casa, el día que te apetezca, y en un momentito, es cuestión de un poco de maña, y práctica. Además de disponer del set de sushi (esterilla de bambú, vinagre de arroz, wasabi, soja y alga nori)

El sushi es una comida muy sana y nutritiva, aporta hidratos de carbono (con el arroz integral, o salvaje), muy pocas grasas y proteínas muy saludables, además de vitaminas y minerales (yodo) que aporta el alga nori. Además, a ésto hemos de añadirle al wasabi,  el condimento más famoso de la cocina japonesa, el wasabi tiene propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y anticancerígenas. Y ahí no acaba la cosa: mejora la salud cardiovascular, alivia la artritis, previene la caries y actúa como desinfectante natural. Además, no tiene calorías y facilita la digestión. Es un plato que puedes preparar la noche de antes y llevartelo al trabajo, fresquito……como veis, para nosotros, hay muchas razones para comer sushi.

  1. Ingredientes
  • 100-150 gr de arroz integral (el original es un arroz blanco, pero nosotros en casa lo preparamos con arroz integral o arroz salvaje), también depende de la cantidad que quieras hacer.
  • 2-3 hojas de alga nori
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • atún, bonito en aceite, salmón ahumado……, o el pescado que quieras usar, la cantidad varia, según los ingredientes que uses, pero normalmente con un poco tienes bastante.
  • Medio aguacate cortado a tiras
  • Medio pepino, cortado en tiras
  • Y nosotros para la salsa utilizamos, soja, wasabi, mostaza y un poco de azúcar integral, ésta salsa a gusto, ir probando, al principio con poca mostaza y wasabi……y si os gusta picante ir añadiéndole mas ( lo mezclamos todo en un bol, y removemos, hasta que quede homogénea la salsa).

2. ¿Cómo lo preparamos ?

  1. Hervimos el arroz, y lo dejamos enfriar, muchas veces, utilizamos el arroz del día anterior que hemos preparado de más, de alguna ensalada de arroz, o de cualquier plato de arroz….y ya tenemos un ingrediente preparado.
  2. A ese arroz le añadimos las cucharadas de vinagre y lo dejamos apartado.
  3. Necesitamos una esterilla de bambú, donde colocaremos la hoja de alga nori encima, con la parte más brillante hacia abajo, y la más rugosa hacia arriba.
  4. Cortamos el aguacate, el pepino, y el pescado que vayamos a utilizar a tiras, y lo apartamos.
  5. Cuando ya tenemos todos los ingredientes preparados, toca montar. Sobre el alga nori que tenemos encima de la esterilla de bambú, ponemos el arroz, dejando un poco de espacio en los bordes del alga, unos 2cm., para luego poder enrollarlo bien y que no se nos salga por los bordes. En el centro de la hoja del alga nori, una vez echado el arroz, hacemos un hueco, para poner el resto de ingredientes, pepino, aguacate y pescado. Y ya solo queda enrollar….humedecete un poco las manos (el alga esta deshidratada y esta muy seca) y empieza a enrollar cogiendo la esterilla y apretando y enrollando a la vez……cuando tengas una especie de rollo, con el alga y los ingredientes, te mojas las manos para que el rollo de alga quede pegado y no se te abra.  Tras ésto ya sólo queda cortar….con un buen cuchillo, y cortas en trozos de unos 2cm el rollo………y a degustar.

Parece complicado, pero luego se prepara en 10 minutos, si tienes algunos ingredientes preparados, como el arroz, y sino tardas unos 20 minutos. Y con un poco de práctica y maña, los “maki”, que son éstos rollitos de arroz envueltos en alga, cada día salen más vistosos. A mi al principio me salían como un churro….y a fuerza de hacer e intentarlo, ya salen esterilla-sushimucho más bonitos y sabrosos. Que no os de miedo….intentarlo….no vais a perder nada y podéis sorprenderos muy gratamente.

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com