All Posts By

AnaPuigcerver

Cenas Comidas Vida Saludable

Hamburguesas de avena y champiñones

3 julio, 2016
avena-burgers-1

La avena tiene múltiples propiedades, es depurativa (consumir avena ayuda a limpiar las paredes de las arterias), ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre, mejora la digestión, tiene proteínas de gran valor, es anticancerígena………un maravilloso cereal que nos regala salud. La puedes cocinar de mucha formas, en desayunos, comidas y cenas, en batidos, tartas y galletas……..un regalo para los sentidos!!.

Ésta receta la vi en el blog de Bruno Oteiza, y probé a hacerla y está riquísima…..probadla y me contáis.

 

Hamburguesa de avena y champiñones

Ingredientes (4 personas):

• 200 g de copos de avena integrales
• 50 g de arroz integral cocido (yo siempre hago de más y así tengo para hacer otra receta el dia siguiente con arroz integral, y aprovechamos la cocción).
• 8 champiñones enteros
• 1 zanahoria
• 1 cebolleta
• 2 dientes de ajo
• 1 yema de huevo
• pan rallado integral
• salsa de soja
• agua, preferiblemente filtrada
• aceite de oliva virgen extra
• sal
• perejil
• comino

Elaboración;

1. Pon a remojo los copos de avena en un bol con agua templada durante 1 hora, hasta que se ablanden (incluso mejor la noche de antes).
2. Corta un poco del tallo a los champiñones y remójalos en un bol con agua fría para eliminar posibles restos de tierra. Pícalos y reserva.
3. Pica la cebolleta, lamina los dientes de ajo, corta la zanahoria en cuartos de luna y pon todo a pochar en una cazuela con un buen chorro de aceite. Añade los champiñones y deja que se doren. Espolvorea con perejil picado. Reserva.

4. Escurre bien la avena y ponla en un bol. Añade el arroz cocido, una pizca de comino, un chorrito de salsa de soja y la yema de huevo. Agrega las verduras pochadas, sazona y espolvorea con una cucharada de pan rallado. Mezcla bien con una lengua y deja enfriar en el frigorífico durante 10 minutos.
5. Úntate las manos con unas gotas de aceite y da forma a las hamburguesas con la masa. Pásalas por pan rallado y fríelas vuelta y vuelta en una sartén con aceite caliente (es recomendable que el fuego no esté muy fuerte ya que si no el pan rallado se quemará y las hamburguesas se quedan deshechas por dentro). 6. Escurre sobre papel absorbente y a disfrutar !!!!.

Cuentos para pensar Rincones

Cuento “El problema”

3 julio, 2016
el-problema1

Hacia unas semanas que no subía ningún cuento al blog y ya lo echaba de menos. Los cuentos sirven para reflexionar, para pensar y meditar sobre las cuestiones propias de la vida. Sirven para ilustrar situaciones difíciles de explicar y/o entender, en ocasiones, con palabras directas. Aqui os dejo una preciosa historia zen, para reflexionar sobre como actuamos frente a un problema.

 

El Problema:
Un gran maestro y un guardián compartían la administración de un monasterio zen.

Cierto día el guardián murió, y había que sustituirlo.
El gran maestro reunió a todos sus discípulos, para escoger a quien tendría ese honor. “Voy a presentarles un problema dijo-. Aquel que lo resuelva primero será el nuevo guardián del templo”.
Trajo al centro de la sala un banco, puso sobre este un enorme y hermoso florero de porcelana con una hermosa rosa roja y señaló: “Este es el problema”.
Los discípulos contemplaban perplejos lo que veían: los diseños sofisticados y raros de la porcelana, la frescura y elegancia de la flor… ¿Qué representaba aquello? ¿Qué hacer? ¿Cuál era el enigma? Todos estaban paralizados.
Después de algunos minutos, un alumno se levanto, miró al maestro y a los demás discípulos, caminó hacia el vaso con determinación y lo tiró al suelo.
“Usted es el nuevo guardián -le dijo el gran maestro, y explicó-: Yo fui muy claro, les dije que estaban delante de un problema. No importa qué tan bellos y fascinantes sean, los problemas tienen que ser resueltos.
Puede tratarse de un vaso de porcelana muy raro, un bello amor que ya no tiene sentido, un camino que debemos abandonar pero que insistimos en recorrer porque nos trae comodidades. Sólo existe una forma de lidiar con los problemas: atacarlos de frente. En esos momentos no podemos tener piedad, ni dejarnos tentar por el lado fascinante que cualquier conflicto lleva consigo”.
Pensemos:

Un problema es un asunto, personal, físico, familiar, etc…que suele generar un obstáculo al curso normal de las cosas. Pero sobre ese asunto, considerado problema, se espera una solución. Para ello, debemos buscar cual puede ser esa solución a nuestro problema. Muchas veces ocurre que nos gusta analizar los problemas, contemplarlos, comentarlos, darles mil vueltas, e incluso compararlos con los de los demás y pensar o decir “lo mio si que es un problema, ésto que me has contado no es nada”, cuando para cada uno, su problema, es el problema más importante.

Los problemas en ocasiones nos dejan paralizados, nos dedicamos a contemplamos, a analizarlos, nos dejan paralizados, en términos psicológicos “parálisis por análisis”. Pero hay que enfrentarse a ellos, afrontarlos y buscar esa solución, empezar a caminar por el sendero de las soluciones, como nuestro discípulo del templo zen, con valentía y seguridad.

 

Cuentos para pensar

El anillo del rey

12 junio, 2016
anillo-cofre-1

Éste es uno de esos cuentos que podemos utilizar cuando una persona piensa que está al limite, y ya no puede más…..y se dá cuenta de que, la clave de no caer en la desesperación está en combinar la aceptación, y  la serenidad o templanza.

Nada es para siempre, y hoy es el mañana que ayer me preocupaba tanto.

 

El anillo del Rey

Una vez, un rey de un país no muy lejano reunió a los sabios de su corte y les dijo:
– “He mandado hacer un precioso anillo con un diamante, con uno de los mejores orfebres de la zona. Quiero guardar, oculto dentro del anillo, algunas palabras que puedan ayudarme en los momentos difíciles. Un mensaje al que yo pueda acudir en momentos de desesperación total. Me gustaría que ese mensaje ayude en el futuro a mis herederos y a los hijos de mis herederos. Tiene que ser pequeño, de tal forma que quepa debajo del diamante de mi anillo”.

Todos aquellos que escucharon los deseos del rey, eran grandes sabios, eruditos que podían haber escrito grandes tratados… pero ¿pensar un mensaje que contuviera dos o tres palabras y que cupiera debajo de un diamante de un anillo? Muy difícil. Igualmente pensaron, y buscaron en sus libros de filosofía por muchas horas, sin encontrar nada en que ajustara a los deseos del poderoso rey.
El rey tenía muy próximo a él, un sirviente muy querido. Este hombre, que había sido también sirviente de su padre, y había cuidado de él cuando su madre había muerto, era tratado como la familia y gozaba del respeto de todos.
El rey, por esos motivos, también lo consultó. Y éste le dijo:
– “No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje”
– “¿Como lo sabes preguntó el rey”?
– “Durante mi larga vida en Palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una oportunidad me encontré con un maestro. Era un invitado de tu padre, y yo estuve a su servicio. Cuando nos dejó, yo lo acompañe hasta la puerta para despedirlo y como gesto de agradecimiento me dio este mensaje”.
En ese momento el anciano escribió en un diminuto papel el mencionado mensaje. Lo dobló y se lo entregó al rey.
– “Pero no lo leas”, dijo. “Mantenlo guardado en el anillo. Ábrelo sólo cuando no encuentres salida en una situación”.
Ese momento no tardó en llegar, el país fue invadido y su reino se vio amenazado.
Estaba huyendo a caballo para salvar su vida, mientras sus enemigos lo perseguían. Estaba solo, y los perseguidores eran numerosos. En un momento, llegó a un lugar donde el camino se acababa, y frente a él había un precipicio y un profundo valle.
Caer por el, sería fatal. No podía volver atrás, porque el enemigo le cerraba el camino. Podía escuchar el trote de los caballos, las voces, la proximidad del enemigo.
Fue entonces cuando recordó lo del anillo. Sacó el papel, lo abrió y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso para el momento…
Simplemente decía “ESTO TAMBIEN PASARÁ”.
En ese momento fue consciente que se cernía sobre él, un gran silencio.
Los enemigos que lo perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino. Pero lo cierto es que lo rodeó un inmenso silencio. Ya no se sentía el trotar de los caballos.
El rey se sintió profundamente agradecido al sirviente y al maestro desconocido. Esas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a guardarlo en el anillo, reunió nuevamente su ejército y reconquistó su reinado.
El día de la victoria, en la ciudad hubo una gran celebración con música y baile…y el rey se sentía muy orgulloso de sí mismo.
En ese momento, nuevamente el anciano estaba a su lado y le dijo:
– “Apreciado rey, ha llegado el momento de que leas nuevamente el mensaje del anillo”
– “¿Qué quieres decir?”, preguntó el rey. “Ahora estoy viviendo una situación de euforia y alegría, las personas celebran mi retorno, hemos vencido al enemigo”.
– “Escucha”, dijo el anciano. “Este mensaje no es solamente para situaciones desesperadas, también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando te sientes derrotado, también lo es para cuando te sientas victorioso. No es sólo para cuando eres el último, sino también para cuando eres el primero”.
El rey abrió el anillo y leyó el mensaje… “ESTO TAMBIEN PASARÁ”
Y, nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba. Pero el orgullo, el ego había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Lo malo era tan transitorio como lo bueno.
Entonces el anciano le dijo:
– “Recuerda que todo pasa. Ningún acontecimiento ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche; hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas.”

 

A modo de reflexión:

Todo pasa, nada permanece eternamente, al igual que el dia y la noche, al igual que lo bueno, lo malo. Nada es para siempre, y hoy es el mañana que ayer me preocupaba tanto. NO TE PREOCUPES, OCUPATE, cuando lleguen esos malos momentos, o de disfrutar cuando ésten los buenos.

En determinados momentos el mejor recurso es, el silencio mental, ese que nos permitirá reaccionar con serenidad, sin desesperación (como el rey a punto de ser acorralado), esa calma mental nos dejará disfrutar igual, de los buenos momentos (sin pensar que durarán eternamente), y  afrontar con serenidad, con templanza los malos, y sobre todo aceptar que la naturaleza, que parte de la vida es así, que todo pasa, y nada permanece.

 

Cenas Comidas Sin categoría Vida Saludable

Sushi, en casa

8 junio, 2016
sushi-nuevo

Esushi-composn casa, somos amantes del Sushi, y de la comida “japo” desde hace mucho tiempo. Y, que mejor, si lo puedes preparar en casa, el día que te apetezca, y en un momentito, es cuestión de un poco de maña, y práctica. Además de disponer del set de sushi (esterilla de bambú, vinagre de arroz, wasabi, soja y alga nori)

El sushi es una comida muy sana y nutritiva, aporta hidratos de carbono (con el arroz integral, o salvaje), muy pocas grasas y proteínas muy saludables, además de vitaminas y minerales (yodo) que aporta el alga nori. Además, a ésto hemos de añadirle al wasabi,  el condimento más famoso de la cocina japonesa, el wasabi tiene propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y anticancerígenas. Y ahí no acaba la cosa: mejora la salud cardiovascular, alivia la artritis, previene la caries y actúa como desinfectante natural. Además, no tiene calorías y facilita la digestión. Es un plato que puedes preparar la noche de antes y llevartelo al trabajo, fresquito……como veis, para nosotros, hay muchas razones para comer sushi.

  1. Ingredientes
  • 100-150 gr de arroz integral (el original es un arroz blanco, pero nosotros en casa lo preparamos con arroz integral o arroz salvaje), también depende de la cantidad que quieras hacer.
  • 2-3 hojas de alga nori
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • atún, bonito en aceite, salmón ahumado……, o el pescado que quieras usar, la cantidad varia, según los ingredientes que uses, pero normalmente con un poco tienes bastante.
  • Medio aguacate cortado a tiras
  • Medio pepino, cortado en tiras
  • Y nosotros para la salsa utilizamos, soja, wasabi, mostaza y un poco de azúcar integral, ésta salsa a gusto, ir probando, al principio con poca mostaza y wasabi……y si os gusta picante ir añadiéndole mas ( lo mezclamos todo en un bol, y removemos, hasta que quede homogénea la salsa).

2. ¿Cómo lo preparamos ?

  1. Hervimos el arroz, y lo dejamos enfriar, muchas veces, utilizamos el arroz del día anterior que hemos preparado de más, de alguna ensalada de arroz, o de cualquier plato de arroz….y ya tenemos un ingrediente preparado.
  2. A ese arroz le añadimos las cucharadas de vinagre y lo dejamos apartado.
  3. Necesitamos una esterilla de bambú, donde colocaremos la hoja de alga nori encima, con la parte más brillante hacia abajo, y la más rugosa hacia arriba.
  4. Cortamos el aguacate, el pepino, y el pescado que vayamos a utilizar a tiras, y lo apartamos.
  5. Cuando ya tenemos todos los ingredientes preparados, toca montar. Sobre el alga nori que tenemos encima de la esterilla de bambú, ponemos el arroz, dejando un poco de espacio en los bordes del alga, unos 2cm., para luego poder enrollarlo bien y que no se nos salga por los bordes. En el centro de la hoja del alga nori, una vez echado el arroz, hacemos un hueco, para poner el resto de ingredientes, pepino, aguacate y pescado. Y ya solo queda enrollar….humedecete un poco las manos (el alga esta deshidratada y esta muy seca) y empieza a enrollar cogiendo la esterilla y apretando y enrollando a la vez……cuando tengas una especie de rollo, con el alga y los ingredientes, te mojas las manos para que el rollo de alga quede pegado y no se te abra.  Tras ésto ya sólo queda cortar….con un buen cuchillo, y cortas en trozos de unos 2cm el rollo………y a degustar.

Parece complicado, pero luego se prepara en 10 minutos, si tienes algunos ingredientes preparados, como el arroz, y sino tardas unos 20 minutos. Y con un poco de práctica y maña, los “maki”, que son éstos rollitos de arroz envueltos en alga, cada día salen más vistosos. A mi al principio me salían como un churro….y a fuerza de hacer e intentarlo, ya salen esterilla-sushimucho más bonitos y sabrosos. Que no os de miedo….intentarlo….no vais a perder nada y podéis sorprenderos muy gratamente.

Cenas Vida Saludable

Hummus o paté de garbanzos

31 mayo, 2016
hummus-1

De origen árabe, el hummus no era muy conocido hasta hace relativamente poco tiempo cuando su expansión en Estados Unidos ha sido tal que la industria del hummus ha pasado de tener, según el New York Times, una facturación de cinco millones de dólares anuales hace 15 años a los 530 millones. También en nuestro país, ha pasado en pocos años, a ser muy comercializada, y una receta muy común en todas nuestras casas.

Esta pasta o paté de garbanzos con zumo de limón, pasta de semillas de sésamo, conocida como tahini, y aceite de oliva, puede ir acompañada de ajo, pimentón, aceitunas, pan de pita o vegetales frescos, según las variedades locales y las tradiciones aunque versiones más modernas pueden acompañarlo de unas cortezas de maíz o trigo.

Hoy, vamos a preparar una receta que en casa nos gusta mucho, y que es muy fácil de preparar y tener listo en la nevera para acompañar a un poco de pan, o vegetales.

Ingredientes, para 2 personas:

  • 150gr. de garbanzos cocidos
  • 1 ajo pequeño
  • 1/2 limón
  • 1 cucharada de tahini (o pasta de sésamo)
  • 1 pizca de comino
  • 1 pizca de orégano
  • pimienta negra
  • 1/2 cuharadita de cúrcuma
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • y como topping (o cobertura), pimentón dulce y semillas de sésamo tostado.

¿Cómo lo preparamos?

  1. En un vaso de batidora, añadimos los garbanzos, el medio limón, el ajo, la cucharada de tahini, el aceite de oliva y batimos hasta que quede una textura de paté.
  2. A continuación añadimos las especias y batimos bien, para que queden bien repartidas.
  3. Vertemos la mezcla en un bol, y añadimos como topping el pimentón y las semillas de sésamo
  4. y…… listo para disfrutar !!!

Postres Vida Saludable Zumos - Smoothie

Granizado de sandia

29 mayo, 2016
granizado_sandia1

La sandía es perfecta para los días de verano. Calma nuestra sed, aporta muchas vitaminas y sobre todo es una de las frutas que mayor contenido de agua tienen. La sandia tiene muchos beneficios, entre otros, destacamos que la composición de la sandía rica en L-citrulina y es ideal para aliviar la fatiga muscular (tras hacer un esfuerzo deportivo….), tiene efectos antioxidantes, efecto depurativo, y como posee licopoteno, nos protege frente a determinados cánceres, y una fruta muy beneficiosa para las personas con hipertensión………..La podemos preparar de mil formas, en recetas de sandía con ensaladas, postres de sandía, batidos de sandia, y hoy vamos a prepararla como un estupendo granizado de sandía, que se prepara en nada y a todos nos encanta.

Ingredientes:
• 220 gr. de sandía congelada
• 1/4 de limón sin piel ni pepitas
• 1 cucharadita de azúcar integral de caña o una cucharada de sirope de agave

¿Cómo lo hacemos?

  1. Congelar la sandía por lo que sería perfecto que dejaras la sandía en trocitos sobre una bandeja en el congelador durante al menos 4 o 5 horas antes de preparar el granizado. Cuando veas que la sandía está congelada, guárdala en bolsitas de congelado para que se mantenga mejor y empezamos a preparar el granizado.
  2. En un vaso de batidora pon la sandía, el limón y el azúcar integral o sirope, y tritura todo. Sirve muy fresquito y decora con una rodaja de sandía y alguna sombrilla, o detalle que tanto gusta a nuestro niños.
Para To2 Rincones

Ensalada de genios II (Johanna Budwig)

27 mayo, 2016
johana

Hoy en esta categoría, que me gustó llamar ensalada de genios, porque los genios son, tan diferentes y la vez tan importantes (como los ingredientes de una ensalada, diferentes, pero todos especiales y únicos), hoy conoceremos a Johanna Budwig.  Cuando leí parte de su historia, me emocionó, al igual que la de otras muchas mujeres de aquella época, que luchaban contracorriente, siendo íntegras y valientes, sin importarles las consecuencias, que siempre las había contra ellas, por cierto. Y no con ello quiero decir, que no hubiera hombres que lucharan contracorriente en aquella época, no seria justo decirlo, porque los había, y muy importantes, pero esa corriente de frente vencida por las mujeres, siempre ha sido más dura, más cruel, y más despiadada con ellas, muchas veces, por el hecho de ser mujer.

Éste es mi pequeño recuerdo, porque no podemos olvidar a éstas personas que tanto nos han ayudado a mejorar nuestras vidas, con sus investigaciones, con sus cuidados, con sus luchas…entregándonos sus vidas, para que hoy las nuestras, sean un poco mejor. A todos ellos, GRACIAS.

Cuando escuchamos hablar de desayuno o crema Budwig, que tan de moda han puesto celebritis y bloggeras, hablamos de ésta gran mujer…que ideó, y lucho, contra toda una sociedad, para demostrar que se podía ayudar a determinadas personas enfermas en mejorar su vida, e incluso, a algunas, sanarlas, cambiado su dieta alimentaria. Hoy en día en Estados Unidos y otros países, existen clínicas, que utilizan exclusivamente la dieta que la Dra. Budwig usó con sus pacientes hace muchos años. Una mujer fuerte, valiente, consecuente y convencida de que podía hacer las cosas de otra forma…aunque eso le valiese el asedio, insulto y repudio de sus compañeros médicos de la época.

Creo que, ya os he contado que, suelo desayunar, dos, tres veces a la semana la crema budwig, la mayoría de veces con requesón, pero otras lo cambio por, leche de avena. Esta crema tan sana y nutritiva, estaría compuesta por requesón bajo en grasa, copos de avena integral, dátiles, higos, (o cualquier fruto natural o deshidratado) que le aporte azúcar natural (pasas, orejones….), semillas de lino, semillas de chia, y aceite de lino.

Siete veces nominada al premio Nobel de medicina, Johanna Budwig era Química y Farmacéutica y estaba doctorada en Física. Fue la primera persona en clasificar las grasas según su composición. Trabajó como Experta Consultora del Instituto Federal Alemán de Investigación de las Grasas y fue considerada la mayor autoridad mundial sobre grasas.

Estudió las grasas hidrogenadas y otras grasas desnaturalizadas, y sus conclusiones fueron muy claras, los efectos de estas grasas sobre la salud eran nefastos. Es decir, que ya por los años 50 la Dra. Budwig nos advertía del peligro de las grasas hidrogenadas. (Han pasado 60 años y seguimos viendo estas grasas en la composición de la mayoría de los alimentos industriales).

La Dra. Budwig, utilizando sus conocimientos sobre grasas, repitió los experimentos del Dr. Warburg, pero sustituyendo la grasa saturada por grasas poliinsaturadas, hasta que en 1952, encontró el ácido linoleico y el ácido linolénico. Estos ácidos grasos esenciales  era lo que hubiera necesitado Warburg para introducir el oxígeno a la célula. (Los ácidos grasos esenciales son moléculas grasas que nuestro cuerpo no puede fabricar y necesitan ser aportadas por la alimentación. A partir de ellas el organismo es capaz de generar otras grasas necesarias para la vida).

La importancia de estos ácidos grasos reside en que constituyen complejos lipoproteicos que forman una bicapa en las membranas celulares, lo que les  confiere la capacidad de actuar como un filtro y proporcionar permeabilidad a la membrana, que permite la entrada de oxígeno y nutrientes y la salida de sustancias de desecho. Pero además, aportan una carga eléctrica negativa a la membrana, necesaria para atraer el oxígeno, indispensable para la respiración celular aeróbica.

La presencia de grasas hidrogenadas en la membrana, altera dicha permeabilidad, se hace más dura y menos fluida, así que la mayoría de los desechos quedan dentro y el oxígeno no puede entrar. Es así como la célula se autointoxica y sufre hipoxia llevando con el tiempo al desarrollo de enfermedades degenerativas y cáncer.—

Utilizando estos ácidos grasos, Budwig, fue capaz de reparar la membrana celular dañada, haciéndola más permeable y permitiendo el paso del oxigeno, y de esta manera devolver a las células cancerosas, la capacidad de realizar un correcto  metabolismo aeróbico y, en consecuencia, convertirlas en células normales.

En el aceite de lino, Budwig, encontró la equilibrada combinación de los ácidos grasos linoleico y linolénico, que le convierten en un gran captador de oxigeno, capacidad que no tienen otros aceites vegetales. En 1952 Budwig reconoció que estos ácidos grasos eran el factor decisivo en la función respiratoria, lo cual constituía la segunda parte de la Ecuación de Warlburg (del que hablamos en ensalada de genios I).

Llegados a este punto, faltaba encontrar la forma en que estos ácidos grasos llegasen hasta las células. Tanto el aceite de lino como el intestino tienen una carga eléctrica negativa, así que este aceite por si solo no puede ser absorbido por el intestino. (Esto explica porque este aceite tomado en ayunas puede producir diarrea).

Así que, Budwig buscaba una sustancia con la que el aceite de lino formase una emulsión hidrosoluble capaz de atravesar la barrera intestinal y llegar a las células. Observó que esta propiedad se conseguía gracias a proteínas ricas aminoácidos azufrados, que aportarían carga positiva a la emulsión y así podría superar el obstáculo. El alimento que reunía estas condiciones era el requesón bajo en grasa.

De esta mezcla nace la famosa Crema Budwig.

Con esta crema, como fundamento de su dieta, trató a más de dos mil personas, con un porcentaje de éxito del 90%, no solo de cáncer sino de todo tipo de enfermedades degenerativas. Quizás parte de ese éxito estaba en que esas personas eran atendidas por ella misma, vivían en su clínica y solo podían comer lo que ella les indicaba. Esta actividad le creó muchos problemas. Tuvo que estudiar medicina para poder abrir legalmente esta clínica. Tuvo que atender continuas demandas judiciales de médicos que la denunciaban por llevarse a enfermos desahuciados a su casa para recibir su tratamiento, abandonando el oficial. Los juicios los ganaba siempre porqué la evidencia hablaba por si sola, se presentaba en el juicio con el enfermo desahuciado, pero ya curado.

Es importante hacer constar que el tratamiento completo de la Dra. Budwig, no se reducía solo a la crema, incluía también otros aspectos, imprescindibles para completar el tratamiento:

  • El principal, es el cambio en los hábitos de vida y especialmente de la dieta. Recomendaba su crema como aporte de ácidos grasos y también era necesario el consumo de frutas y vegetales crudos, de origen orgánico preferentemente, y evitar al máximo tomar alimentos procesados y con aditivos (azúcar, grasas animales, mantequilla, margarina, alcohol, café, tabaco, marisco, latas de conserva, pescado de piscifactoría, embutidos, fritos…) El requesón, es el único derivado lácteo que está permitido en la dieta.
  • Asimismo es imprescindible tomar el sol diariamente  unos 10 min. Budwig pensaba que la energía solar era necesaria  para iniciar el Ciclo de Krebs (sucesión de reacciones químicas que forman parte de la respiración celular aeróbica) decía “si uno tiene suficiente cantidad de ácidos grasos en  el cuerpo se comportará como una antena receptora (de electrones), en cambio si tiene exceso de grasas saturadas no podrá recargarse adecuadamente”. (Muy interesantes son sus reflexiones sobre la absorción de fotones de la energía solar en las plantas y su  permanencia en los alimentos cargándolos electrónicamente).
  • Realizar ejercicio físico adecuado a cada caso, tener un descanso reparador y una actitud mental positiva.

La Dra. Budwig no recibió ningún apoyo y sus descubrimientos fueron despreciados, atacados y silenciados por otro tipo de intereses. Murió en 2003 a los 95 años.

Hoy en día sabemos, gracias a la perseverancia, y convencimiento de la Dra. Johanna Budwig que cuanto más nos acercamos a la forma en que la naturaleza nos provee los alimentos y al mismo tiempo tratamos de evitar los alimentos refinados, procesados, habrá menos toxinas sobrecargando nuestro cuerpo y nuestros órganos tendran más nutrientes, equipándolos para funcionar correctamente y mantener un pH equilibrado, tan necesario para evitar los desequilibrios, y la aparición, por ello, de enfermedades.

Cuentos para pensar Rincones

El coleccionista de insultos

23 mayo, 2016
imagenes-de-amor-y-odio1

Hoy no pensaba compartir un cuento con vosotros, pero dadas las circunstancias, permitirme que les regale éste cuento a ellos, también a todos los que viven con insultos su vida, y creen que insultando, provocando, agrediendo….llegaran a alguna parte, “la ignorancia es muy atrevida”, ya lo dice el dicho. A esas personas (que manifiestan su odio por las calles, calles vacías, por cierto), que manifiestan su ignorancia, y su pequeñez “humana”……, y que como vivimos en un país libre…..los dejamos salir en manada a que griten…..pero no, no les permitimos entrar en nuestras vidas, a provocar, a truncar sueños, ni a generar odio, rabia, violencia……ohhhhh no señores!!, no se crean tan regalo1importantes, son solo 800 pobres provocadores sin importancia……Y como somos generosos, porque creemos en el amor, en los sueños, en la vida, en la paz, en la humanidad,…….no aceptamos vuestro regalo, gracias, el regalo que queríais darnos, odio, rabia, violencia, agresividad, …..tomadlo….no lo queremos…..(por cierto, os lo hemos envuelto un poco, que estaba muy gris….así nos parece más “cuqui”!!!!!), ahh!! Aqui os dejamos el nuestro, este cuento, es también para vosotros.

El Coleccionista de Insultos:

Cerca de Tokio vivía un gran samurai, ya anciano, que se dedicaba a enseñar el budismo zen a los jóvenes.
A pesar de su edad, corría la leyenda de que era capaz de vencer a cualquier adversario.
Cierto día un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos pasó por la casa del viejo. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación: esperaba que el adversario hiciera su primer movimiento, y, gracias a su inteligencia privilegiada para captar los errores, contraatacaba con velocidad fulminante.
El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una batalla.
Conociendo la reputación del viejo samurai, estaba allí para derrotarlo y aumentar aún más su fama.

Los estudiantes de zen que se encontraban presentes se manifestaron contra la idea, pero el anciano aceptó el desafío.
Entonces fueron todos a la plaza de la ciudad, donde el joven empezó a provocar al viejo:
Arrojó algunas piedras en su dirección, lo escupió en la cara y le gritó todos los insultos conocidos, ofendiendo incluso a sus ancestros.
Durante varias horas hizo todo lo posible para sacarlo de sus casillas, pero el viejo permaneció impasible. Al final de la tarde, ya exhausto y humillado, el joven guerrero se retiró de la plaza.

Decepcionados por el hecho de que su maestro aceptara tantos insultos y provocaciones, los alumnos le preguntaron:

-¿Cómo ha podido soportar tanta indignidad? ¿Por qué no usó su espada, aun sabiendo que podría perder la lucha, en vez de mostrarse como un cobarde ante todos nosotros?

El viejo samurai repuso:

-Si alguien se acerca a ti con un regalo y no lo aceptas, ¿a quién le pertenece el regalo?
-Por supuesto, a quien intentó entregarlo -respondió uno de los discípulos.

-Pues lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos, el odio, añadió el maestro-. Cuando no son aceptados, continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo.

Consideremos;
¿Qué pasaría si no cediéramos a provocaciones, insultos, humillaciones, ….que pasaría? No podemos cambiar la actitud de los demás, pero podemos elegir ignorarlas, indiferencia pura y dura, no entrar al juego (que sin nosotros ellos no saben jugar a nada, se necesitan dos para jugar a ésto, y si uno es indiferente al juego….están solos), así que, no aceptar esos regalos, como quien ignora lo que no tiene valor, lo que no aporta nada y no caer en la provocación. ¿se os ocurre algún ejemplo en donde podáis aplicar las enseñanzas del maestro samurai? Seguro que alguno hay, verdad?……y ¿que hacéis con el regalo, no lo aceptáis, lo devolvéis, lo cogéis?….

Cuentos para pensar Rincones

Querer o amar. El principito

22 mayo, 2016
principito1

……………….– El principito –

-“Te amo” – dijo el principito…
-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.
-“No es lo mismo” – respondió él…
“Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía…Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.
Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento. Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados.
Si quiero a alguien, tengo expectativas, espero algo. Si la otra persona no me da lo que espero, sufro. El problema es que hay una mayor probabilidad de que la otra persona tenga otras motivaciones, pues todos somos muy diferentes. Cada ser humano es un universo. Amar es desear lo mejor para el otro, aún cuando tenga motivaciones muy distintas. Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.
Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.
Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar. Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza. Y conocerse es justamente saber de vos, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error. Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría.
Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.
Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.
Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”
-“Ya entendí” – dijo la rosa.
-” No lo entiendas, vívelo” -dijo el principito.

~ Antoine de Saint-Exupéry —

Es difícil encontrar palabras para expresar de forma más clara y directa la diferencia entre querer y amar, términos parecidos, pero no iguales. A través del principito (libro que todos deberíamos haber leído y releído en nuestra vida, o más bien poseer como un tesoro de enseñanzas, en nuestra colección de tesoros de vida), Antoine de Saint-Exupéry nos muestra la diferencia que marcan las palabras cotidianas que usamos, a veces sin darle importancia al término (te quiero, te amo) pero siendo importante que conozcamos las diferencias que existen entre ellas, porque las hay. Si nos paramos a reflexionar, y leemos nuevamente el fragmento, nos damos cuenta de las grandes diferencias pues, en ocasiones es difícil amar, pero no querer, y cuando amas de verdad, tú vida cambia, esa incondicionalidad tan pura, se queda contigo para siempre………

Postres Vida Saludable Zumos - Smoothie

Smoothie granizado con fresas

21 mayo, 2016
fres

Para combatir el calor, nada mejor que un buen vaso de smoothie granizado de fresa. La fresa es una fruta muy depurativa, fuente de fibra, de vitamina C y magnesio, con muchas propiedades antioxidantes, ideal para las dietas bajas en colesterol (para reducirlo), y muy antiinflamatoria (contiene cerca de 30 componentes antiinflamatorios)…todo un lujo de fruta, y además, esta riquísima.

Receta de smoothie granizado de fresa:

Ingredientes:

  • 1 vaso de leche de avena (o semidesnatada de vaca, mejor ecológica)
  •  20-25 fresas.
  •  2 cucharadas de azúcar morena integral.
  •  1 yogur de fresas, natural o yogur natural de soja.
  • 3-4 cubitos de hielo (aumenta la cantidad si haces más crema smoothie de fresas)

¿Cómo lo hacemos?

1. Lavamos bien las fresas y las troceamos. Los trozos los metemos en el vaso de la batidora.
2. Agregamos el yogur de fresa (o de soja), las dos cucharadas de azúcar morena y por último la leche. Batirlo durante medio minuto, hasta formarse una crema suave. Podéis batirlo más hasta que esté a vuestro gusto. Reservar.
3. Picamos el hielo en la batidora, 3-4 hielos, una vez que esté bien picado, añadimos la crema en el vaso batidora, y mezclamos la crema y los hielos picados, hasta que quede una especia de crema granizada y…..listo para disfrutar !!

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com